El desafío titánico al que se enfrenta el Papa

Se ha convertido en una lacra intolerable que cada día pesa más sobre los hombros del cristianismo. Pero también son unos hechos deleznables que han alejado a mucha gente de la Iglesia por culpa de su tibieza en actuar. Hablamos por supuesto de los casos de pedofilia y la forma de afrontarlos hasta el momento.

papa

Ahora parece que por fin el cristianismo ha empezado a limpiar su casa y buena prueba de ello son las declaraciones de dos de sus cabezas más visibles: el papa Francisco (líder del catolicismo) y el arzobispo de Canterbury (líder espiritual de la Comunión Anglicana).

Y es que la situación límite a la que se enfrentan es de órdago y por eso ambos han querido dar su apoyo a las víctimas, decididos de una vez por todas a acabar con algo indigno y que sin embargo ha estado siendo silenciado durante años.

Francisco ha manifestado que alrededor del 2% del clero en la Iglesia Católica es pedófilo. Así a priori puede parecer una cifra que no es demasiado alta, pero si lo extrapolamos al número total, realmente asusta. Hablamos de más 8.000 eclesiásticos (del total de 414.000) que han abusado de niños, incluyendo sacerdotes, obispos y cardenales.

En una conversación con un periodista del diario italiano La Repubblica, el pontífice dijo que los abusos eran como “lepra” infectando la Iglesia y se comprometió a “enfrentarlo con la gravedad que exige”.

Aunque un portavoz del Vaticano dijo poco después que no todas las declaraciones que salían en el periódico se correspondía con “las palabras exactas” de Francisco y negó que el pontífice hubiese admitido que había cardenales pederastas. Esta ambigüedad ha sido moneda común en los últimos años para referirse a este tema.

Lo que son evidentes son los pasos adelante que se han dado recientemente. Primero con el endurecimiento de las leyes vaticanas contra el abuso infantil y después con su encuentro con las víctimas, a las que pidió perdón por los abusos sexuales.

En términos parecidos se ha pronunciado el arzobispo de Canterbury, Justin Welby. Ha insistido enque la Iglesia tiene que ser transparente y ha admitido que próximamente nuevos casos de pedofilia van a ver la luz. A pesar de que las víctimas han acogido bien este acercamiento, han criticado la lentitud en la respuesta a estos casos por parte del cristianismo.

Parece que ambos líderes eclesiásticos han hecho frente común para acabar con este escándalo y poner por fin sobre la mesa un enorme problema que nadie entiende que se haya ocultado durante décadas.

vía Yahoo 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s