Puntos y Vértices: Sociedad re-signada.

Sabino Maragos

Desde la antigüedad ha sido característico, marcar, delimitar, señalar o signar las propiedades; hablamos de extensiones territoriales, objetos, animales e incluso otros seres humanos (en el vergonzante capítulo de la humanidad del esclavismo). De manera contundente el Diccionario Enciclopédico Vox 1. Larousse Editorial, define a la resignación como “la entrega voluntaria que uno hace de sí poniéndose en las manos de otro”.

SABINO MARAGOS

En el ánimo de provocar la reflexión, subrayo que el elemento que se otorga o enajena por la fuerza, es la voluntad. Para esta tarea traemos también a Juan Jacobo Russeau en su obra “El Contrato Social”; donde la voluntad general es clave para fundamentar el contrato donde se otorga la voluntad con la finalidad de llegar a ciertas condiciones en beneficio de una sociedad en y para la comunidad.

Es muy válido sugerir revisar en carácter de urgente la vigencia de este contrato, al menos en el caso México; ya que se ha vuelto recurrente el incumplimiento del contrato por parte de los sujetos obligados; sin embargo es mucho más alarmante la indolencia de los dueños originales de la voluntad, la sociedad en amplios sectores se muestra adormecida.

¿Qué le sucede a la sociedad mexicana? Cuando suceden atrocidades infamantes, la sociedad se disfraza con el cobijo de prudencia, a fin de esperar “a ver qué es lo que realmente sucede”, en respuesta ocurre el silencio y desde los pasillos y corredores de los rumorólogos expertos (al servicio del poder en turno) se orquestan complejas teorías que satisfacen a la masa: “ya decía yo, se lo merecían… por revoltosos”. Qué fácil, que sencillo resulta ser juez desde el confort y seguridad de una casa; que fácil es desatar el dedo flamígero y acusar a quienes levantan la voz con un ya basta. ¡Qué fácil ignorar la realidad de pobreza y marginación que lastima a tantos!

Un llamado a la acción urgente, un llamado a la reflexión que preceda a la acción responsable. ¿Qué tiene que suceder para que las desgracias sean diferentes? En México nunca pasa nada y cuando pasa algo, no pasa nada… ¿Qué tiene que ocurrir para que los significados de vergüenza y dignidad recobren su espacio entre los ciudadanos de a pie?

En Francia salieron más de tres millones de personas indignadas a repudiar el asesinato de 17 personas. En México no pasan de 50 mil los que protestan por el asesinato de 43 personas, ¿Qué nos hace diferentes? Nos hemos re signado… otorgamos nuestra voluntad a cambio de nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s