Tu próximo coche podría no arrancar si estás borracho

Lo han intentado con sangre, lágrimas, controles y multas. Pero cada fin de semana hay que lamentar nuevas víctimas de la mezcla de alcohol y volante.

drinkdrive_PLYIMA20150610_0024_5

Hasta la fecha, confiar en la responsabilidad del conductor no ha funcionado. Pronto, sin embargo, esto podría dejar de ser necesario: será nuestro propiocoche el que decida no arrancar si hemos bebido demasiado.

La National Highway Traffic Safety Administration (el equivalente estadounidense de nuestra Agencia Nacional de Seguridad Vial) ha desvelado que trabaja en una tecnología para que los coches puedan medir el nivel de ebriedad de una persona antes de encenderse.

El proyecto se llama Driver Alcohol Detection System for Safety y está explorando dos posibles aplicaciones de la tecnología, una a través del aliento y otra a través de la piel.

El primer sistema está basado en un sensor que recoge el aire que exhala el conductor y compara la concentración de alcohol con la de dióxido de carbono. Eso es posible gracias a que las moléculas del alcohol absorben la radiación infrarroja en una longitud de onda distinta a la del dióxido de carbono. El dispositivo manda rayos de luz infrarroja a la muestra de aliento y analiza las longitudes de onda que se devuelven para calcular la concentración de alcohol.

Ni siquiera sería necesario soplar un alcoholímetro, sino que el sistema recogería el aire que el conductor exhalase al entrar en el coche.

El segundo prototipo en el que trabaja la NHTSA permite medir el nivel de alcohol en sangre a través del contacto con la piel, concretamente a través del contenido de alcohol en los capilares. El sensor refleja una luz infrarroja en la piel del conductor, que llega hasta el tejido de la piel. Una porción de esta luz se refleja a la superficie de la piel, donde es recogida por el sensor táctil y lee la información de las propiedades químicas de la piel, incluyendo la concentración de alcohol en la misma.

Ambos dispositivos podrían estar integrados en el volante, la palanca de cambio o el salpicadero de los vehículos. Si los sensores detectaran que nuestro porcentaje de alcohol rebasa los límites legales, el coche no arrancaría.

Ambas tecnologías son todavía un prototipo y está por ver si serían tan efectivas como se presentan. Porque, ¿qué pasaría si utilizases un enjuague bucal antes de subirte al coche? ¿Y si un conductor sereno estuviese acompañado por cuatro amigos borrachos que respiran dentro del coche? Pero, en caso de poder desarrollarse, la NHTSA cree que tendría el potencial para salvar miles de vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s