Las esculturas más increíbles del mundo

Popped Up – Hungría

escultura1-672xXx80

Si viajas a Budapest no puedes perderte una de las esculturas más increibles y llamativas del planeta. Se encuentra en la Plaza de Széchenyi y es obra del escultor Ervin Loránth Hervé. Conocida como ‘Popped Up’ (el aparecido), este majestuoso hombre que emerge de las profundidades de la tierra se realizó con motivo de la feria internacional de arte contemporáneoArt Market 2014.

Además de sus enormes dimensiones, llama la atención la capacidad del escultor de dotar a su escultura de un realismo extremo. Aprovechando el césped del exterior de la Plaza de Széchenyi, Ervin Loránth representó a un hombre que se arrastra bajo el suelo para salir a la superficie.

Biblioteca en construcción – Australia

escultura2-672xXx80

Seguro que alguna vez habéis pensado qué sucedería si una de las escenas de la película ‘Jumanji’ se convirtiese en realidad. El suelo se abre y se traga todo aquello que se encuentra a su paso. Eso precisamente deben pensar los turistas que visitan cada año la ciudad australiana de Melbourne. Allí se encontrarán esta ‘biblioteca en construcción’, en el interior de la plaza.

La escultura roba buena parte del protagonismo al edificio real que albergala Biblioteca Estatal de Melbourne. No hay turista que no quiera sacarse un selfie, aunque seguro que no se atreven a sentarse en ella. No lo hagas, quizás el suelo se ‘abre’ una vez más.

Mihai Eminescu – Rumania

escultura3-672xXx80

Quizás está escultura no sería tan llamativa de no ser por el increíble atardecer que emerge a su espalda. Se trata del monumento a Mihai Eminescu, uno de los poetas locales más reconocidos a nivel internacional.

Si quieres presumir de un selfie espectacular en estas vacaciones, la escultura se encuentra en la ciudad rumana de Onesti, a casi 300 kilómetros de Bucarest. Más allá del atardecer, la obra recrea el rostro del poeta únicamente con dos árboles de hierro y sus ramas. Es una escultura minimalista, pero realmente impresionante.

Pinza gigante – Bélgica

escultura4-672xXx80

Quizás nunca pensaste que con una simple pinza podrían crear una de las esculturas más impresionantes y desconocidas del mundo. Se encuentra en la localidad belga de Chaudfontaine, a escasos kilómetros de Bruselas. Sin embargo, muy pocos turistas que han visitado el centro neurálgico de la Unión Europea han podido retratar a esta pinza gigante que emerge sobre el césped del parque central del municipio.

Ocho metros y medio de pinza que impactan a los visitantes que se acercan hasta la localidad para retratar uno de los rincones más espectaculares de los alrededores de Bruselas. Es obra del escultor Mehmet Ali Uysal y se sitúa en medio de una pradera.

Disminuir y ascender – Australia

escultura5-672xXx80

Tocar el cielo con las manos es el sueño inalcanzable de buena parte de los seres humanos. No podemos volar, al menos por nuestros propios medios, y el escultor David McCracken pensó que podía idear una ilusión óptica que nos permitiese estar más cerca que nunca del cielo.

Gracias a la escalera ‘Disminuir y ascender’, situada a escasos metros de la paradisiaca playa de Bondi, todos los turistas se quedan impresionados con las dimensiones de la escalera. En realidad, el escultor juega con distintos parámetros y perspectivas.

Desafortunadamente no podremos alcanzar el cielo subiendo todos sus peldaños.

Niños al río – Singapur

escultura6-672xXx80

Seguro que más de un turista se ha llevado un buen susto en la noche al observar que varios niños se tiran al río que cruza la ciudad de Singapur. A la luz del día esa ilusión óptica desaparece y se ve a la perfección que se trata de una simple escultura que representa a varios niños cayendo al río.

Los ‘niños al río’ es obra del artista asiático Chong Fag Cheon, quien recreó la angustia y el temor de un grupo de niños que cruzan las protecciones y se precipitan al agua. Con la oscuridad de la noche, la escultura gana realismo

Al revés – Australia

escultura7-672xXx80

Otra de las obras más impresionantes del planeta nos lleva de nuevo a Australia. Seguro que por más esculturas extrañas que hayas visto, incluyendo esas a las que jamás podrías encontrarle sentido, nunca habrás contemplado una escultura tan ‘normal’ y al mismo tiempo tan ‘extraña’.

La obra de Charles Robb recrea un simple retrato, con su clásico pedestal,pero decidió realizar una crítica a la sociedad situando la imagen completamente al revés, de ahí su nombre.

La escultura australiana, presentada en 2007, fue entendida por el sector más conservador como una ofensa a la memoria de los colonizadores.

Los viajeros – Francia

escultura8-672xXx80

El color de sus aguas y el encanto de sus playas son la seña de identidad de la Costa Azul. Nadie quiere perderse una de sus mágicas estampas y por eso las esculturas se adaptan al entorno y permiten a los turistas contemplar el mar a través de su ‘cuerpo’.

Hablamos de ‘Los Viajeros’, una de las esculturas más populares de Marsella y obra del artista francés Bruno Catalano. Sin ningún tipo de alardes gratuitos o excentricidades, el escultor homenajeó así a los trabajadores que emigraban en busca de oportunidades.

El grifo – España

grifo_n-672xXx80

No tenemos que cruzar nuestras fronteras para deleitarnos con una de las esculturas más sorprendentes del planeta. A simple vista, este grifo flota en el aire. Se encuentra en El Puerto de Santa María (Cádiz) y deja a todos los turistas boquiabiertos. No es para menos, este grifo no es una fuente corriente.

Lejos de las mágicas fotografías que se pueden tomar de esta escultura, en realidad tiene un truco muy simple. La estructura que sujeta la parte superior del grifo se encuentra inmersa en su potente chorro. De esta forma, siempre que esté en funcionamiento, es imposible descubrir su secreto.

El tiburón – Reino Unido

escultura10-672xXx80

¿Qué ocurriría si sobre el tejado de vuestra casa observáis un buen día esta estampa? Aunque parezca extraño, este majestuoso tiburón emerge sobre una vivienda de Oxford, donde acapara buena parte de las miradas de los turistas. El realismo de su escultura hace que muchos visitantes se sorprendan al elevar su vista hacia el tejado. Sin embargo, una vez que asimilas que se trata de una obra de arte, lo único que quieres es sacarte un selfie y presumir del tiburón que has ‘capturado’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s