Presentación de magnos conciertos de paz de la UNESCO: Maravilla a oaxaqueños

Templo de Santo Domingo de Guzmán (1)

Un mensaje de paz de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (UNESCO) caracterizaron a los tres magnos conciertos del coro y orquesta en el marco de sus 70 años, teniendo escenarios emblemáticos y de prestigio internacional como el Teatro Macedonio Alcalá y el Templo de Santo Domingo de Guzmán, además del Plaza de la Danza, popular recinto que forma parte del Complejo Arquitectónico de La Soledad.

Durante los conciertos y por razones de seguridad del público asistente, no se permitió el sobre cupo de los escenarios, razón por la cual muchas familias no pudieron disfrutar de la participación del coro y orquesta de la UNESCO, de la Orquesta Infantil y Juvenil Esperanza Azteca y de la Orquesta Infantil y Juvenil del Instituto de Estatal de Educación Pública de Oaxaca, todos bajo la dirección del maestro Jorge Lozano Corres.

Jóvenes, mujeres y niños originarios de diferentes partes del mundo deleitaron y admiraron a la audiencia quien hizo suyo el llamado a la unidad que la UNESCO trajo a Oaxaca de Juárez, ciudad galardonada a nivel mundial para celebrar sus 70 años dedicados al mantenimiento de la paz y la seguridad.

Dirigidos por el maestro de ascendencia oaxaqueña Jorge Lozano Corres, los integrantes del coro y orquesta de la UNESCO ofrecieron un programa musical en el Templo de Santo Domingo de Guzmán con la obertura Las Bodas de Fígaro de Mozart, Requiem de Gabriel Fauré y Misa de la Coronación de Mozart.

Tchaikovski, Wherter, Mozart, Haydn, Beethoven y Donizetti fueron los compositores que predominaron en la presentación en la Plaza de la Danza, una noche que se convirtió en cálida con los aplausos y emoción de los asistentes que se dieron cita a pesar de las condiciones climatológicas.

El punto más emotivo fue la interpretación de la pieza Cantábile, de la autoría del oaxaqueño Víctor Martínez, y que por primera vez era escuchada en la capital del estado.

Teniendo como escenario el marco el majestuoso Teatro Macedonio Alcalá y ante un lleno total, la gala de ópera incluyó piezas de Mozart y Puccini, entre otros.

Momento especial que hizo que el público se pusiera de pie y con orgullo su voz se fusionó con el coro en la interpretación del que es considerado el himno de Oaxaca, el “Dios nunca muere”, del compositor oaxaqueño Macedonio Alcalá.

Reafirmando el mensaje de paz y unidad que a través de notas musicales trajo la UNESCO a Oaxaca, Lozano Corres indicó que con magnas presentaciones ofrecieron momentos de alegría y de unidad a la población oaxaqueña.

Reconoció el apoyo y respaldo del presidente municipal Javier Villacaña Jiménez para hacer realidad las presentaciones de talla internacional desde la ciudad de Oaxaca que es patrimonio cultural de la humanidad, “los oaxaqueños tenemos la obligación de conservar y cuidar el patrimonio de la humanidad, porque todo se puede a través del diálogo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s