Investigadores de la BUAP diseñan cámara para eliminar plagas de productos hortofrutícolas

De acuerdo con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), en México se producen cada año cerca de 17.6 millones de toneladas de frutas y hortalizas, con un valor comercial aproximado de 86 mil millones de pesos.

BUAP

 

A nivel nacional, se ha buscado una alternativa que garantice la calidad y frescura de estos productos. Un ejemplo es el trabajo desarrollado por investigadores del Instituto de Ciencias de la BUAP (ICUAP), relativo a una cámara de aerotratamiento térmico capaz de eliminar las plagas que afectan los cultivos, a través de aire caliente.

Al respecto, Beatriz Espinosa Aquino, profesora investigadora del Centro de Agroecología (CENAGRO) del ICUAP, señaló que tal método ha logrado incrementar hasta en quince días el tiempo de vida de anaquel de las frutas, un lapso importante para la transportación sin afectar la calidad del producto.

Dio a conocer que su primer objetivo fue el tratamiento con aire caliente del mango Haden para eliminar la plaga Ceratitiscapitata, también conocida como mosca de las frutas: “si este tipo de fruto tiene algún huevecillo ya no puede ser exportado, lo que representa pérdidas económicas para los productores”.

“Este sistema permite que los gases entren si hay una disminución de la temperatura dentro de la cámara, ya que se necesita tener una certificación de más-menos un grado. Toda la parte interna está perforada para que el aire caliente pueda recircular por dentro, sin ningún problema durante la hora y media que dura el proceso de eliminación de la plaga”, detalló.

Asimismo, el mecanismo puede ser utilizado para la deshidratación de flores de ornato y especias, y en el tratamiento de productos como aguacate, naranja, manzana y jitomate, dependiendo de las condiciones que se requieran.

Estructura, ventajas y manejo

La cámara mide 2 metros de la largo por 1.5 metros de ancho, su estructura está hecha de lámina galvanizada en la parte exterior y de acero inoxidable de alta calidad en la parte interior. Tiene la capacidad de almacenar hasta 30 charolas con productos hortofrutícolas y soporta un peso de hasta media tonelada.

Cuenta con un sistema electrónico que le permite ser operada de manera automática; es capaz de medir los niveles de temperatura que se generan en su interior y mostrar los resultados a través de gráficas en un sistema digital.

A diferencia del tratamiento hidrotérmico, que sólo es empleado para eliminar plagas durante la temporada de cosecha del producto seleccionado, la cámara puede ser ocupada en cualquier fecha del año, para tratamientos térmicos, secar o deshidratar.

Gracias a la innovación tecnológica y efectividad del equipo, se ha solicitado el registro de la patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), con el número MX/a/2011/013387.

Resultado de un trabajo multidisciplinario, la cámara aerotérmica podría tener otras aplicaciones industriales, ya que se realizaron con éxito pruebas de secado de pintura con aire caliente. Asimismo, de acuerdo con Espinosa Aquino, se llevan a cabo pláticas con diversos productores para deshidratar especias como romero, tomillo y orégano, así como plantas medicinales endémicas de la Sierra Norte del estado de Puebla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s