3 pasos para asegurar el éxito de tu negocio familiar

20160630141004-Depositphotos-36646273-l-2015

De cada 10 empresas en México y Latinoamérica, nueve son familiares y de éstas sólo 2% sobrevive la tercera generación.

¡Vamos al grano! De cada 10 empresas en México y Latinoamérica, nueve son familiares y de éstas sólo 2% sobrevive la tercera generación y llega a ser exitosa.

¿Te sorprende? No debería, si consideras que miles de empresarios creen que las reglas en la casa son las mismas que en la empresa y por lo tanto los roles en el negocio se confunden y –muy importante– generan pérdidas o lento crecimiento del negocio.

¡No te permitas seguir viviendo en la incertidumbre y en la indolencia empresarial! Requieres actuar ahora mismo.

Dueño de negocio, si consideras que es momento de tomar la decisión de crecer y ampliar la visión del futuro económico y patrimonial de tu empresa familiar –esa que has construido con gran pasión, pero que ahora se está convirtiendo en una amenaza para la plenitud y armonía familiar– y no sabes hacia donde moverte para asegurar una evolución exitosa, te tengo excelentes noticias para hacer cambios en ese viejo paradigma de empresa familiar.

Pon mucha atención, te voy a compartir tres pasos para hacer de tu negocio familiar una empresa calificada de éxito que no sólo asegure sus metas, sino que se permita crecer exponencialmente con resultados predecibles en el largo plazo.

1. Evita el paternalismo empresarial. Sobreproteger a los hijos está mal en todos los ámbitos, sin embargo cuando de empresas se trata, comportarte como un padre sobreprotector con tus socios empresariales tendrá consecuencias nefastas para ti y para el futuro de tu negocio.

Considera que 60% de estas empresas quiebra debido a conflictos familiares generados por la confusión en los roles de familia vs empresarios.

Comportándote así, sólo estarás alargando la sucesión y retrasando el desarrollo de aptitudes empresariales en tu familia. Formar socios, construir relaciones empresariales y societarias sólidas debe convertirse en tu objetivo.

2. Acepta que hay miembros de tu familia que no sirven para el puesto. Muchos dueños de negocio se empeñan en hacer de sus familias CEO’s o COO’s, por poner un ejemplo, y no consideran que: a) ellos no están listos para tomar el cargo o bien b) sus aptitudes encajan mejor con otro departamento.

Date cuenta de esto, prepáralos y ubícalos en la posición correcta, en ese sito donde su contribución sea máxima para la empresa y para el futuro de la sociedad.

3. Despójate de la centralización. Soltar las riendas del negocio puede ser una de las cosas más difíciles para un empresario y el error radica en que los dueños de negocio creen que ellos y sólo ellos pueden hacer las cosas bien.

Necesitas “franquiciar” tu talento, tu seguridad, tu intuición y tu excelente juicio ganado en el negocio, a fin de escalarlo con la gente que te rodea y a la que estás dispuesta a dejarle las llaves de la empresa.

Consejo: puedes empezar por delegar tareas sencillas que tengan que ver con la dirección e ir aumentando la dificultad hasta que sientas que ha llegado el momento de aprobar tu plan de sucesión.

Estos tres pasos son sólo el comienzo para que tomes decisiones contundentes respecto al futuro de tu negocio. No olvides que debes contar con una estrategia y un plan de crecimiento bien estructurados que te permitan dar el siguiente paso sin titubeos.

Si quieres aprender a construir una empresa familiar exitosa y duradera, contacta a Coach Latinoamérica y conoce los programas para construir empresas familiares millonarias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s