Lirio, el arte de la nieve; en el Jardín Sócrates de Oaxaca de Juárez

NIEVE 5

La nevería ha hecho historia con Oaxca, caminando con ella por diversos puntos de la ciudad, como el atrio de la Catedral, la calle Antonio de León en la Alameda de León, y desde hace 36 años en el emblemático jardín.

 

José Luis Pérez Cruz

La Nevería El Lirio fue fundada en la primera mitad del siglo XX por la señora Leonarda Armengol Hernández (1901-2001), originaria de la Sierra Juárez. Esta entrañable oaxaqueña tributó de manera silenciosa, con su oficio, a la gastronomía de Oaxaca.

A lo largo de los años, doña Leonarda forjó en sus descendientes cuatro generaciones de artesanos, comprometidos hasta estos tiempos, con uno de los postres más deliciosos que dan fama a Oaxaca en el mundo.

Su objetivo, no solo se concentró en vender su nieve en los mercados del centro de la entonces pequeña ciudad de Oaxaca; en busca del sustento diario, comercializó el sabor de su nieve en diferentes vendimias de los Valles Centrales de Oaxaca.

A pesar del frío, durante el mes de diciembre en las festividades de la Virgen de Juquila, doña Leo refrescó con su producto artesanal a la entonces comunidad de San Juanito; luego, en la Semana Santa calmaba la sed de los feligreses que acudían a las actividades religiosas en Xoxocotlán.

También se sabe, que el secreto del rico sabor que guarda la garrafa oaxaqueña, doña Leonarda la compartió y dispersó en la Villa de Zaachila, comunidad que hoy se disntingue por la elaboraión de este sabroso postre.

Con su canasto atiborrado de copas de vidrio verde en el brazo y su garrafa en la cabeza, doña Leonarda Armengol subía a vender al Cerro del Fortín, cuando se realizaban, aquellas familiares verbenas, llamadas entonces: “Lunes del Cerro”.

Actualmente y tras varias décadas de trabajo, la nevería El Lirio ha hecho historia con Oaxca, caminando con ella por diversos puntos de la ciudad, como el atrio de la Catedral, la calle Antonio de León en la Alameda de León, y desde hace 36 años en el Jardín Sócrates, (anexco a la Basílica de nuestra Señora de la Soledad).

En el año 2001, doña Leonarda Armengol decide descansar del oficio en el que trabajó desde los seis años de edad y entrega la nevería a su fiel aprendiz, su nieta Ángela Lavariega Vargas.

Hoy, la nevería El Lirio ofrece en su carta una varieda de 58 sabores que se nutren de fruta de la temporada, algunos creados por su actual propietaria, Ángela Lavariega, quien tiene el gusto, hasta este día, de compartir con calidad las recetas originales que refrescan una herencia familiar, historia que es parte de la gastronomía oaxaqueña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s