El LNS de la BUAP: Potente herramienta tecnológica para la industria de México

paigina-10

 

* Sus características técnicas abonan a las cadenas productivas de la industria especializada en Puebla y la región

* Posee un Centro de Datos con certificación Internacional ICREA III: Safety World Class Quality Assurance, garantía de una alta disponibilidad anual

No sólo llevará a la investigación científica de la BUAP y la región a escalas de nivel internacional, el Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste Mexicano (LNS) también impulsará la competitividad de la industria regional y nacional, al brindar a las empresas productos y servicios tecnológicos especializados en cómputo de alto rendimiento (High Performance Computing o HPC), que abonan en sus cadenas productivas.

Una de sus características es contar con un Centro de Datos con certificación internacional ICREA (International Computer Room Experts Association), nivel III: un Safety World Class Quality Assurance. Este certificado avala que posee capacidad para brindar servicio en el 99.8 por ciento de tiempo y sólo requiere de cuatro horas al año para tareas de mantenimiento. Con ello, la Máxima Casa de Estudios en Puebla se coloca como una institución con avanzada tecnología y como el primer centro universitario del país en contar con esta acreditación.

Dada su alta confiabilidad, academia, gobierno y empresa podrán colocar su información crítica en estas instalaciones universitarias, a cargo de la Dirección de Cómputo y Tecnologías de la Información y Comunicaciones (DCyTIC) de la BUAP, a través de la cual se transfieren las ventajas tecnológicas que el LNS representa para el sector industrial que así lo demande.

Las actividades del LNS como un importante proveedor tecnológico complementan su objetivo central: ser una potente herramienta para las actividades científicas de la BUAP y otras instituciones de educación superior del país, que requieren de grandes cantidades de procesamiento y almacenamiento de información.

La Dirección Adjunta de Innovación de la DCyTIC (Da+I) diseñó un modelo de negocios que aprovechará las características técnicas del LNS, para introducir al propio centro de supercómputo en un esquema de autosustentabilidad financiera, que le permita generar sus propios recursos en aras de sostener su calidad tecnológica de vanguardia.

El titular de dicha dirección, César Díaz Torrejón, señaló que de esta manera se reduce la dependencia presupuestal institucional y se garantiza la renovación tecnológica en los tiempos y con los requerimientos que la demanda exija. Además, “es una forma de garantizar que los científicos mexicanos siempre tengan a su alcance el centro de supercómputo más avanzado”, destacó.

Informó que se cuenta con cuatro líneas principales, siendo una de ellas la que se centra en el uso de supercómputo (Servicios de Alto Valor en Cómputo de Alto Rendimiento), mediante la cual se brindan servicios a industrias especializadas en ramos como Oil & Gas, Bioinformática, Genómica, Manufactura Avanzada, Análisis de Riesgos y Big Data, entre otros.

Infraestructura universitaria al servicio del sector industrial

Dado que el modo de financiamiento del LNS de la BUAP se basa en el esquema triple hélice (academia, gobierno e industria), parte de su infraestructura servirá para satisfacer las necesidades del sector industrial, de aquellas organizaciones que incluyen en sus procesos el manejo y procesamiento de información crítica.

La alta confiabilidad del LNS lo convierte en un excelente proveedor de productos y servicios tecnológicos, pues posee infraestructura de comunicaciones, almacenamiento y de procesamiento numérico de primer nivel, así como un completo catálogo de software especializado comercial y OpenSource.

El supercómputo, área clave para el avance industrial

Hoy en día el supercómputo es la tecnología informática más avanzada. Mediante el empleo de computadores con capacidades extraordinarias, ejecuta procesos que necesitan altos niveles y grandes cantidades de cálculo, certeza, suficiente espacio de almacenaje, comunicación y software especializado, así como la velocidad de solucionar problemas en días, a diferencia de otros equipos básicos que tardan años.

En otras palabras, esta herramienta es un soporte que ayuda al desarrollo científico y tecnológico en diferentes áreas de conocimiento, ya que independientemente de la solución matemática que ofrece, permite realizar en tiempo real simulaciones que no se puedan hacer físicamente, debido a que involucran micro o macro elementos, o bien porque llevarlos a cabo representan un peligro real.

Algunas de las áreas en las cuales puede ayudar el supercómputo son el estudio de procesos del tipo astrofísicos, matemáticos de alto nivel y subatómicos, simulaciones de movimientos de partículas, fenómenos naturales –terremotos o tsunamis-, explosiones nucleares y lluvia de meteoritos. También, es un excelente auxiliar para formular pronósticos climáticos.

Hoy, en el LNS de la BUAP se están gestando proyectos para la industria farmacéutica y de medicina genómica, de manufactura avanzada, del sector financiero y de las recientemente autorizadas industrias operadoras de Oil & Gas. (COMUNICADO)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s