Delegar: las claves del tiempo libre para el emprendedor

20161101232109-depositphotos-70847813-l-20151

¿Ya no tienes vida personal? Toma en cuenta las siguientes recomendaciones para recuperarla.

 

Sin darse cuenta, cuando un emprendedor asume actividades que podría delegar, se está colocando un grillete virtual que no le permite disfrutar de tiempo libre, lo que le genera conflictos familiares, existenciales e incluso problemas en su misma empresa.

En realidad las personas no delegan porque creen que nadie más que ellos son capaces de asumir las tareas que están haciendo. Sin duda habrá actividades que sólo ellos deberían hacer, pero eso no significa que otros no logren hacerlas.

Si éste es tu caso y deseas saber qué puedes hacer para lograrlo toma en cuenta las siguientes recomendaciones.

1. Cambia tu mentalidad. Lo primero es tirar por la ventana la idea de que somos indispensables, o que sin nosotros el mundo se va a detener. Hay mucha gente capaz, incluso algunos con más capacidad que nosotros

2. Haz una lista. Elabora un listado de todas las actividades que estás realizando en la empresa, deja una columna a un lado donde anotarás con plena objetividad y franqueza si es posible que alguien más la pueda hacer. No es necesario que sea una persona de tu misma empresa, podemos hablar de un tercero.

3. Automatiza. En esa misma lista puedes anotar también si algunas de esas actividades pueden automatizarse. La tecnología actual puede ayudarnos en muchas tareas, por ejemplo puedes enviar cientos de correos de una sola vez con un autoresponder.

4. Elimina, sustituye o combina. Otras actividades de la lista pueden ser eliminadas si ya no tiene sentido realizarlas, por ejemplo cuando ya hay un sistema que puede hacer ese mismo trabajo o puede delegarse a alguien más. Otras podrán ser sustituidas o incluidas en otras actividades del mismo tipo.

5. Elige bien a las personas a quienes delegarás tus actividades. Seguramente en tu empresa hay personas confiables para alguna tarea en específico. Si no es el caso, busca terceros.

6. Delega, pero monitorea.  No basta con delegar, es necesario que te asegures que las actividades delegadas se están haciendo correctamente, lo que suavizará o eliminará la inquietud que provoca el soltar esas actividades.

La mejor manera de hacerlo es a través de un monitoreo. Los indicadores deben ser definidos de tal manera que cualquier error en la gestión se vea reflejado precisamente en esos mismos indicadores.

Si hay un error o una tendencia al error ofrecer ayuda, capacitar, hacer lo que sea necesario para que la actividad delegada se realice de la mejor manera posible, incluso mejor que cuando estaba en nuestras manos.

7. Eleva el nivel de confianza. Recuerda que la confianza es fundamental para lograr los mejores resultados en todas las actividades delegadas. Es necesario inspirar y otorgar confianza porque si no la hay, esas actividades seguirán siendo de tu “propiedad”, pero cuando hay confianza, los retos y los proyectos son adoptados como propios por parte de los subalternos asegurando el cumplimiento de éstos.

La confianza, debe ser autentica, es imposible emularla, debe surgir desde tu interior. Así cuando salgas de viaje ote encuentres con la familia estarás listo para disfrutarlas sin tener la inquietud de tomar el teléfono para asegurarte que “todo está bien”.

8. Crea políticas. Define claramente por escrito bajo qué condiciones o circunstancias será necesario que te llamen por teléfono, incluso deja un filtro preparado, es decir una persona que reciba las llamadas de “emergencias” y que esta persona tenga el criterio necesario para saber si debe o no comunicártelo, cuando comunicártelo y como comunicártelo. (Visita personal, llamada telefónica, mensaje de texto o correo electrónico)

En términos más simples:

Los emprendedores al igual que todas las otras personas deben trabajar para vivir, no al revés. El negocio debe ser un instrumento generador de riqueza, pero la riqueza sin tiempo para disfrutarla no tiene el menor de los sentidos.

Me gusta insistir en la importancia de la felicidad, como un instrumento de cambio y de mejora.

Un emprendedor estresado siempre estará preocupado por los resultados (como si la preocupación sirviera de algo) será una persona infeliz, y esa infelicidad se verá permeada de alguna manera en su organización.

Por tanto si deseas disponer de más tiempo libre, crea tu lista (si te pones en contacto conmigo con gusto te brindo la hoja electrónica) clasifica cada actividad, delega, minimiza, sustituye, elimina, automatiza y monitorea las actividades.

Tu vida cambiará, tu empresa crecerá, tu familia será más feliz y tu sentido de vida será más claro.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s