El emprendedor que quiere darle la mano a los migrantes

20161104011508-depositphotos-10304025-original

Casa Monarca es un proyecto que busca atender las necesidades de quienes llegan a México por falta de oportunidades de trabajo y amenazas del crimen organizado en Centroamérica.

 

El camino de los migrantes centroamericanos a México no es fácil. Cada día, miles de personas provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala abandonan sus hogares para atravesar territorio mexicano e ir en busca del sueño americano.

Ante este sombrío panorama, un emprendedor decidió crear Casa Monarca, un proyecto con el que busca atender las necesidades de quienes abandonan sus hogares por una nueva vida.

El creador de la iniciativa es Luis Eduardo Zavala de Alba, un sacerdote y abogado, quien además cuenta con un doctorado en derechos humanos y es profesor en la Universidad de Yale.

Casa Monarca ofrece hospedaje, alimentos y apoyo legal a quienes sufren de abusos de parte de las autoridades, de grupos del narcotráfico y a quienes llegan al territorio mexicano después de un difícil camino.

“Los migrantes son personas que están solas, reciben el apoyo de pocos, e incluso algunos son menores de edad que solamente busca una vida más digna”, asegura Luis Eduardo Zavala de Alba, director de Casa Monarca.

A nivel mundial, Honduras es el país con la mayor tasa de asesinatos, seguido de El Salvador y Guatemala.

Por ello, no resulta extraño que los migrantes salgan de sus países de origen para buscar una mejor vida para ellos y sus familias, así como para sobrevivir a esta ola de violencia que ensombrece a la gran mayoría de los países en la región.

Entre las principales causas por las que mujeres, hombres y niños emigran, están las inexistentes oportunidades de trabajo, violencia y amenazas de las pandillas de criminales comúnmente conocidas como Maras Salvatruchas.

Los migrantes llegan a México encima de un tren al que se le conoce como ‘La bestia’. Sin embargo, este transporte no cuenta con ninguna garantía de seguridad, en especial porque atraviesa por zonas dominadas por los Maras.

En este trayecto, los migrantes están expuestos a la violación de sus derechos humanos, a la privación de su libertad y seguridad personal.

“El camino es muy difícil, hay que aguantar hambre, hay que aguantar sed, a veces te sale la delincuencia, pero también la policía es una amenaza”, describe José Adrián Villalobos, un migrante proveniente de Nicaragua.

https://player.vimeo.com/video/187598884

Casa Monarca funciona gracias a la solidaridad de voluntarios. Diariamente cocinan y alistan ropa para llevarla a los migrantes que atraviesan México.

Este proyecto es parte de la red de proyectos de Donadora. Luis Eduardo busca recabar recursos para cubrir una parte de la construcción de un albergue que pretende hospedar 100 migrantes diariamente.

Por ahora, el permiso para obtener la construcción del inmueble se encuentra en proceso y el abogado estima que el albergue estará listo a más tardar en un año.

Si deseas conocer o apoyar al proyecto de Casa Monarca manda un correo a sanchez.jaime@isrmail.com o da clic aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s